Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

¡ESCRIBIENDO A DIOS¡

Imagen
De vez en cuando, hay que escribirle a dios. No al Papa, ni al Dalai Lama, ni tampoco al Califa, ni al más ostentoso o humilde ministro religioso; simplemente, escribirle a dios, darse uno permiso para hablar con él, reírse y porque no, cuestionarlo.
De vez en cuando, hay que conocer a dios. No la Biblia, ni el Sagrado Corán, tampoco los fascículos "Despertad" o "Atalaya"; simplemente conocer a dios, sentirlo a través de la música, el arte, la reflexión, la contemplación de la naturaleza.
De vez en cuando, hay que reclamarle a dios, por su sordera, ceguera y terquedad. Por su infinita sabiduría que no parece sabia, por su omisión y eterna pasividad, de permitir un mundo desigual, esclavizado, en guerra y con mucha hambre.
De vez en cuando, hay que tener valentía para aceptar a dios y darse cuenta, lo insignificante que somos, no solamente para el universo, ni para la existencia de la humanidad. Finalmente en esta vida, en nuestros destinos, pasamos más tiempos, mue…

LA REVOLUCIÓN PAPISTA.

Imagen
Si efectivamente, habrá criticones que se lancen a criticara diestra y siniestra, la designación del nuevo jerarca de la autodenominada Santa Iglesia Católica Apostólica Romana.
¡Total¡. Si el papa hubiera sido Italiano, las críticas de todos modos hubieran llegado por tratarse un italiano; si hubiera sido de otra nacionalidad, fuera polaco o alemán, e inclusive español, de todos modos lo hubieran criticado; y si hubiera sido argentino, pues de todos modos también. Ese detalle nos hace recordar que dios es Maradona.
¡Total¡. Si de lo que se trata es criticar, la iglesia católica, tiene mucha historia de donde cortar; una infinita cantidad de calificativos y leyendas oscuras que enumerar; habría que consultar la historia y cualquier mente sensata, podía sanamente reprochar el cumulo de errores e incongruencias de lo que una institución religiosa debiera ser y no lo es.
Pero también hay que decir, que poco se sabe de la iglesia católica; y más aún, poco se sabe de las órdenes religiosas…

LA REVOLUCION BOLIVARIANA

Imagen
El 29 de septiembre del año 2012, escribí en mi blog, “¿Bolivarianismo en México?. ¡Imposible¡.
Aquella ocasión, hice un estudio comparativo entre la historia de México y la de Venezuela, concluí diciendo, que en México, no había conocido a un caudillo victorioso y libertador, de la talla de Simón Bolivar; también dije que la vocación democrática en Venezuela era mucho más profunda, que la que se había vivido en nuestro país. Concluí diciendo, que Venezuela no había vivido la fase “revolucionaria” que tuvo México. De ahí mi afirmación, de que Simón Bolívar era su líder libertador, mientras que Hugo Chávez, terminaría siendo su líder revolucionario.
Ahora que ha muerto el líder revolucionario y de ver en redes sociales, todos los comentarios a favor y en contra del exmandatario venezolano, conviene hacer ahora una breve reflexión, de que es eso de “Bolivarianismo” y “Socialismo del Siglo XXI”, del que tanto refirió en vida el Comandante.
Intentaré pues, hacer una breve síntesis de Boliva…

¡ELLOS SABEN COMO HACERLO¡

Imagen
Ya se me había olvidado lo que era vivir en un régimen priísta. En verdad pensé que esos tiempos jamás volverían en nuestro país, añoranza, nostalgia, pequeños “Deja Vus” que hacen revivir, aquellos días de la hegemonía priísta en el cual, lo que decía el Señor Presidente de la República, era verdad, además de ley suprema.
Le duela a quien le duela, así sean los más recalcitrantes críticos y opositores al régimen, pero lo que sea de cada quién, esos priístas cuando gobiernan, saben cómo hacer las cosas. ¡Lo peor de todo, es que las hacen tan bien, que el pueblo de México se le olvida los epílogos de esas historias macabras de corruptos encarcelados; que después de ser criticados, acusados, juzgados, repudiados; terminan legalmente siendo inocentes, bajo el amparo de la falaz decisión judicial que termina luego de seis años, por liberarlos.
Veamos un pequeño repaso de esas historias macabras de corrupción, impunidad y olvido.
Los viejos funcionarios porfiristas y simpatizantes del régi…