domingo, 19 de septiembre de 2010

EL TERREMOTO DE LA CIUDAD DE MEXICO EN 1985


Hace 25 años la Ciudad de México se estremeció con un sismo de la magnitud de 8.1 grados, al día siguiente hubo otro de 7.7 grados y a finales del mes, recuerdo otro temblor de 5.6 grados.

Era un México totalmente distinto al que vivimos hoy en día. En esos días el Presidente de la República era el Licenciado Miguel de la Madrid Hurtado electo mayoritariamente por un pueblo apático que cada vez que votaba, sabía que siempre ganaba el PRI y también en aquel entonces, el Jefe del Departamento del Distrito Federal era Ramón Aguirre Velasquez, un funcionario con una voz chillona, que dio el grito de la independencia en aquel 15 de septiembre de 1985, mientras el presidente lo había dado en Guanajuato.

La Ciudad vivía en una crisis económica, inflación, desempleo, altos índices de criminalidad. La impunidad era del expresidente José López Portillo quien prometió "defender el peso como un perro", pero que termino nacionalizando la banca, sin poder impedir la estrepitosa crisis económica que se vivió y con ello la devaluación de nuestra moneda a 150 pesos por dolar.

Recuerdo ayer como hoy, la indignación del pueblo de México, los funcionarios corruptos de la época fueron encarcelados, Jorge Diaz Serrano Exdirector de PEMEX fue acusado de peculado y el temible jefe de la Policía Arturo el "Negro" Durazo, había sido también detenido en Puerto Rico. Lo mismo ocurría con los capos del narcotrafico, el temible Caro Quintero y el Neto Fonseca, el primero había prometido, pagar la deuda externa que se había convertido en "eterna", si el gobierno lo liberaba.  En cambio el temible "Ríos Galeana" el asalta bancos numero uno de la ciudad, seguía prófugo de la justicia, al igual, que los misteriosos asesinos del periodista Manuel Buendia. "Que había mandado a matar el gobierno".

Era el México de los ochentas ... en el que en una noche buena se robaron diversas joyas del Museo de Antropología e Historia, aquella vez estábamos todos indignados, nos habían vuelto a saquear, como hicieron alguna vez los americanos con el territorio nacional en 1847, o las compañias petroleras extranjeras antes de la expropiación, o bien, como los "sacadolares" del 82. Esa indignación se fue olvidando posteriormente, cuando Televisa, empezó a organizar el Campeonato Mundial de Futbol, para el año del 86.

Los deportistas de la época eran Fernando el "Toro" Valenzuela, campeón con los Dodgers de los Ángeles, en la serie mundial del 81 habiéndole ganado a los yanquis de New York, Hugo Sánchez, jugaba en el Atlético de Madrid, el América campeonisismo en el fútbol mexicano, habiéndole ganado al Guadalajara 3-1 y al año siguiente, en ese 85, a los pumas de la UNAM, en un tercer partido celebrado en Queretaro. México había ganado dos medallas de oro en las olimpiadas pasadas, Ernesto Canto y Raúl González, en la marcha de los 20 y 50 kilómetros por hora. eran los años de la "guerra fría", en que mi papá me contaba que la próxima guerra mundial, sería entre Estados Unidos y la Unión Soviética y que esta sería nuclear ... ¡No habría escapatoria¡.

Los cantantes de la época era Menudo y Chamos para las chicas adolescentes, o bien, Miguel Bosé con la canción del "diablo", también estaba Luis Miguel con las canciones de "Isabel" y "Palabra de Honor"; Parchis y Timbiriche cantaban para los niños que nos estábamos convirtiendo en adolescentes, este último grupo, llevaba a cabo la representación de Vaselina en uno de los teatros que se caería en el sismo.

La televisión transmitía todas las noches el noticiero 24 horas de Jacobo Zabludovsky, de igual forma, en todas las mañanas "Hoy Mismo" con Guillermo Ochoa; en las tardes a las 7:00 de la noche "XETU" con Rene Casados, "Siempre Domingo" o "Siempre lo Mismo", cada domingo, con Raúl Velasco y sus cantantes de siempre: Yuri, Daniela Romo, Lucia Mendez, José Luis Rodriguez el "Puma", José Luis Iglesias", Lupita Dalesio, José José; de vez en cuando aparecían cantando Lola Beltrán y Lucha Villa; en cambio, el cantante y compositor Juan Gabriel permanecía escondido, tras su escandalo de haber sido revelada lo que todo México sabía, su notoria homosexualidad, en unas fotografias publicadas en un libro morboso, del que solo la Revista Alarma, daba cuenta de ello: "Juan Gabriel y Yo".

Esa era el México de 1985. Un pais sumergido en una crisis económica. Que recien había ingresado en el GATT, una organziación mundial del comercio, del que nadie sabía nada pero todos opinaban. El México del grupo Contadora, que ayudaba con petroleo a los paises centroamericanos Nicaragua y Salvador, enfrentados en su guerra civil entre "Sandinistas" y la "Contra". En Sudamerica: Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, tenían gobiernos militares. Cuba seguia siendo en cambio, el paraiso de la revolución, el territorio "libre de América". Las Islas Malvinas eran de Iglaterra y Ronald Reagan, el presidente cómico de los Estados Unidos, que anunciaba con bombo y platillo, su programa militar "La guerra de las galaxias".


El México del 85, fue el México con el que yo creci, tenía apenas once años. acudía a mis clases de adoctrinameinto cristiano-marxista con un sacerdote de teologia "revolucionaria", llamado Abel Fernández, en una iglesia, mas conocida popularmente, como "Martinez de la Torre", aunque su nombre oficial sea "Inmaculado Corazón de María"; templo de arquitectura gotica, que se derrumbo con aquel sismo. Me toco oficiar la misa en calidad de monaguillo, el día domingo 15 de septiembre a las 12:00 horas. Mi primera, única y última misa, en la que estaba nervioso porque no sabía en que momento tocaba la campana, después mi carrera de monaguillo en la iglesia se vio truncada. No sé si para bien o para mal. Cursaba el sexto año de primaria en la Juan Tellez Vargas y mi mejor amigo, era Cesar Cardona López, quien despues, huyo de la ciudad por el miedo al temblor, para irse a vivir San Luis Potosí. Me había dejado sólo a cuidar su novia utópica, de nombre "Maribel".

Mi hermano Roberto quedo atrapado entre los escombros de la Secundaria Tres "Niños Héroes de Chapultepetl", ubicada obviamente en Avenida Chapultepetl, en la colonia Juárez. Alcanzó a salir entre aquellos escombros que le habían caído al vehículo en el que se encontraba y que tripulaba, la profesora de Geografía de aquella secundaria, Blanca Esquivel Sánchez, mi tía. Aquella vez que vi a mi hermano, su uniforme lucia sucio, empolvado, y su rostro espantado.

Mi Papá, Roberto Esquivel Sánchez, empleado de PEMEX, fue comisionado a realizar trabajos de rescate y logística, en los derrumbes ocasionados en el CONALEP Centro. Las fotografias aquí publicadas, son inéditas, él las saco para heredarmelas de recuerdo y hoy compartirselos a ustedes.

Mi mamá empleada también de PEMEX, no le paso nada, al igual que mi hermana Gloria Miriam, estudiante de la Secundaria 4 Moisés Saenz. Todos estábamos bien. Mis parientes maternos, se dejaron venir de Poza Rica Veracruz, quienes esperaron ansiosamente algún reporte de nuestra familia. nunco hubo tal reporte en los noticieros de Televisión. No había teléfonos, en otros lugares, tampoco había luz y agua; al día siguiente mi abuelita Lucrecia Loyda visitó la Ciudad de México, para ser testigo, del segundo sismo de la Ciudad.

Allá en la colonia Guerrero, en Zarco esquina con Moctezuma, fue donde creci. Mis vecinos espantados de que las vencidades se vinieran abajo, decidieron irse a dormir a la calle. Mi abuela paterna Zenaida Sánchez no acepto irse a vivir en la calle, así que nos quedamos viviendo en la misma casa, bajo nuestra responsabilidad y rezando a dios de que nuestra casa no se viniera abajo.

La misa del día domingo, nunca la olvidare. El párroco oficio misa en el atrio de la iglesia, pues el templo estaba en ruinas. Aquella vez, vino el Cardenal Corripio Ahumada a ver el saldo y el desastre por el que pasaba la Colonia Guerrera. Se hablaba de cuatro derrumbes, únicamente dentro de la Colonia, una vecindad ubicada en Héroes casi esquina con Mina, 25 muertos y mas de doscientos desaparecidos.

El terremoto del 85 cambio nuestras vidas. También cambio la vida de nuestra Colonia. Aparecería despues la Asamblea de Barrios con el luchador social, "Super Barrio", para organizar la reconstrucción de la ciudad. Luego llegarían los comités de lucha, que enfrentarían al PRI-Gobierno. ¡Curiosamente, en esas fechas, Elba Esther Gordillo había ganado la diputación de ese mismo barrio en las elecciones de julio de 1985¡. Nunca pensé que mi diputada, llegara a ser tan popular.

Hoy recordamos aquellas fechas, con nostalgia y aprendiendo el espíritu de fraternidad que alcance a sentir. ese espíritu solidario, de ayuda mutua, cooperativo, amigable, en el que nos vimos envueltos en aquellos días. Ese espíritu de fe, calidad,  esperanza y amor, de confianza de saber de que podíamos salir adelante, aún en el peor de nuestros momentos.

Rindo homenaje, por lo tanto, a los caídos del sismo y a todos aquellos, que poco o mucho hicimos para enfrentar la contingencia; recordemos con respeto y gratitud a la generación de aquel entonces, a la que hoy como mañana y como siempre, jamas debemos olvidar.

Mtro. Jorge Luis Esquivel Zubiri


4 comentarios:

  1. Muy Buena es tu pagina Visita la mia que yo creo que tambien te va a gustar

    Espero que te guste mucho mi pagina se llama Noticias del mundo.

    Aqui te dejo la url: http//mikhael-noticiasdelmundo.blogspot.com

    Att: Mikhael santos

    ResponderEliminar
  2. Yo nací en esa colonia, viví en la calle de mosqueta entre lerdo y galeana cuando fue el terremoto del 85 tenia 24 años, ese día, yo me fui a nadar al deportivo. Guelatao el que está en la lagunilla. Cuando empezó el temblor, apenas me iba a meter a la alberca y un compañero me dijo esta temblando no recorrimos a las orillas, el agua de la alberca se movía como olas salvajes se salió hasta la calle yo pensé que se caería por que se inclinaba mucho toda la estructura, el ruido era infernal no se podía escuchar lo que nos decían los maestros, cuando Salí mi sorpresa fue mayor por la caída de varios edificios, cuando llegue a mi casa mis papas y mi hermana me estaban esperando en la calle gracias a dios no le paso nada, la única persona que yo conocía que murió esa maña fue un compañero de la natación del turnio de la tarde que se encontraba en el conalep que se derrumbo

    ResponderEliminar
  3. disculpe, como se llamaba su companero? un hermano mio fallecio ahi

    ResponderEliminar
  4. Qué tal! Oye leyendo tu blog vi que eres de la colonia Guerrero, tengo una duda espero me la puedas resolver, mi acta de nacimiento dice que nací en la calle Moctezuma #45, según mi mamá nací en una clínica pero esa dirección no tiene fachada de clínica, sabes qué había ahí en 1981?
    Muchas gracias Jorge

    ResponderEliminar