domingo, 19 de enero de 2014

POZA RICA: ENTRE LOS ZETAS Y LA HALLIBURTON.



¡Pues bien¡. Apenas había terminado mi último blog relacionado con la reforma constitucional aprobada en materia energética, cuando decidí emprender un viaje a Poza Rica Veracruz, una ciudad petrolera ubicada cercanamente a las costas del Golfo de México y fue desde ahí, donde me lleve demasiadas sorpresas.
Poza Rica, mi querida y amada Poza Rica Veracruz, es una ciudad petrolera, que se construyó gradualmente durante el siglo XX, gracias a ese recurso natural que obra en su subsuelo: El petróleo. Descubierto el vital energético desde los años treinta, hizo posible que en dicha Ciudad, llegara la compañía petrolera “El Águila”, empresa que se dedicó a explorar y extraer el petróleo, hasta que finalmente, les fueron expropiados por el gobierno federal, todas sus plantas, pozos y demás infraestructura, para otorgárselos en administración y explotación, al monopolio  paraestatal que había nacionalizado el gobierno revolucionario (priísta de aquella época), Petróleos Mexicanos.
Entonces Poza Rica era una aldea pobre, por no decir miserable. Sus habitantes originarios fue la etnia indígena Totonacos, pero estos fueron desplazados y sustituidos, por el cúmulo de ingenieros, trabajadores y demás emigrantes, que llegaron de varios puntos de la República Mexicana.  Dichos indígenas, fueron excluidos del progreso que el nacionalismo revolucionario priísta del siglo XX pudo darles.
Ahora, Poza Rica es la Ciudad de 193 mil habitantes, la número 28 de todo el país y la 3ª más grande, de todo el Estado de Veracruz.[1]  Sus habitantes originarios, datan de hace 1,200 años, donde se constituyó alguna vez la Ciudad del Tajín, Papantla. Ahora, solo queda una población de cerca de 4 mil indígenas, que constituye un 3% de la población total. Por lo tanto, Poza Rica es una ciudad, cuya modernidad del siglo XX, prometió hacer algo, que ahora sigue sin cumplir.


Su riqueza petrolera, quizás ya no sea tan valiosa, como en su momento lo fue. Ya no es el bastión petrolero que alguna vez, le dio fama y riqueza, a toda la República mexicana.  Actualmente, de los 2 millones 547 mil barriles diarios que se extraen de petróleo en todo el país, solamente 67 mil de ellos, corresponden a esta pequeña Ciudad.  Aun pese con todo eso, vendiendo esos barriles de petróleo que se producen diariamente en dicho lugar, da como resultado la cantidad obtenida cercana a los 7 millones de dólares diariamente;  eso es lo que Poza Rica aporta a todo el país, lo que equivale en moneda nacional, a  91 millones de pesos diariamente.
La riqueza petrolera que aporta Poza Rica es de 7 Millones de dólares diariamente o 91 millones de pesos mexicanos;  tomando en cuenta además, que el barril de petróleo cuesta entre 97 a 107 dólares, según los datos proporcionados por los indicadores mundiales y que para efectos didácticos y de mero redondeo, lo dejamos en tan sólo 100 dólares.[2]
 Con esa cantidad, la riqueza petrolera pozariquense, paga en 5 días, el presupuesto asignado al Ayuntamiento. ¡No es indignante que siendo una ciudad tan rica, pueda existir pobreza en dicho lugar, o bien, que Poza Rica pueda ser un bastión del crimen organizado.
432 millones de pesos es lo que gasta el Municipio de Poza Rica anualmente, en sueldos, salarios, materiales, en los servicios generales y en la obra pública que esta genera. [3]  De esa cantidad, los pozariqueños, sólo aportan 87 millones, que es el importe de sus contribuciones, todo lo demás el Municipio lo obtiene de los recursos que le aporta tanto la federación, como el gobierno del Estado.
La construcción de un segundo piso, que aún no se termina y que con el cambio de administración corre el riesgo de que se suspenda la obra. Mientras que Pemex en Poza Rica, con su producción de 67 mil barriles de petróleo diariamente, genera $33 mil 215 millones de pesos al año. Con esa cantidad podrían construir fácilmente una línea de metro y hasta sobraría, para diez líneas de metrobúses, como los que hay en la Ciudad de México.
La población, al menos una cuarta parte de ella, tiene una edad de 15 a 29 años de edad. Cada día nacen 9 y mueren 4 pozarriqueños; en cuestiones del amor, cada día se forman 3 nuevos matrimonios, y cada dos días, se disuelve uno de ellos. Las cifras son alentadoras. La gente cree en el futuro y por eso los novios deciden casarse. Son más pues, los que creen que los que dejan de creer.
Existen en Poza Rica más de 50 mil familias, pero hay 52 mil viviendas. Existen casas, sin ocupar, pero que tienen dueño. Cada vivienda, al menos tiene un promedio de 4 integrantes, de las cuales el 92% de ellas, tienen drenaje y televisión, el 94% excusado y energía eléctrica, el 86% tienen refrigerador,  75% lavadora, un 35% computadora. Luego entonces, tengo la esperanza, de que al menos, uno de cada tres pozarriqueños, pueda tener posibilidades de poder leer este blog.
Alguna vez, Poza Rica fue la promesa de constituirse en una de las ciudades más prosperas en todo el país. ¡Pero ya no lo es¡. Pese que los números antes proporcionados son demasiado altos, alguna vez Poza Rica llegó a tener tanto dinero, que pudo haber aportado esa cantidad y más todavía, pudiendo haberse convertido otro tipo de Ciudad a la que ahora es;  lo que no justifica, que muchos de sus nativos, vivan en condiciones de pobreza y sin oportunidades, lo que motivara que algunos de ellos, hayan emigrado a irse a vivir en Reynosa Tamaulipas; donde se concentra viviendo y trabajando, la “otra mitad” de Poza Rica.
¡No es indignante¡. Que aun siendo Poza Rica una ciudad que produzca petróleo, su gente haya emigrado o buscado trabajo, en el amparo de la delincuencia organizada.
Así que cuando la clase política mexicana, se escandaliza y debate en los congresos, la llamada reforma energética que objeta, la “privatización” de PEMEX, a los pozariqueños no les despierta el menor interés. ¡Nunca han visto su riqueza¡. ¡Siguen todavía sin poderla ver¡.  Son una población clase mediera, que aunque hay que reconocer, según los estudios socioeconómicos realizados, su índice desarrollo humano es alto, mucho más alto, que de varios municipios y regiones de la República mexicana.[4]
El tema que tanto les escandaliza y les preocupa a los pozarriqueños, no es tanto la venta de esa paraestatal que es PEMEX, sino que es, el control que tienen el cartel de los “Zetas” en la zona, en su constante lucha contra  Osiel Cárdenas Guillén, quien según desde su celda en una cárcel americana, sigue dirigiendo el “Cartel del Golfo” en su embestida contra sus exempleados.
Los Pozarricenses pues, no saben nada de Exxon, Mobil, Texaco, PB, Petrobras, ni nada de esas palabras o de esas empresas les suena familiar. Lo que ellos saben, es que los Zetas son los dueños de la Ciudad y que controlan a funcionarios del ayuntamiento de Poza Rica, a la Policía, inclusive al Sindicato Petrolero. Su presencia y sus técnicas de terror, han hecho que muchos pozarricenses callen, disimulen, no cuestionen, hagan como si nada estuviera pasando. Se dice, pues, que es un jefe exmilitar, apodado el “Z-37”, el quien controla la zona y él cual, ni los esfuerzos de la policía, ni del ejército, ni de la temible Marina, han podido capturar.[5]  

Pero en fin, en una población con un anafabeltismo del 1%, y una población de 30% de profesionistas, 1% con estudios de posgrado, Poza Rica cuenta con alto grado de escolaridad a diferencia de los 7 años de promedio nacional, pues el promedio es de 10 años de escolaridad. (Mínimo, la mayoría de sus habitantes cursa hasta el segundo semestre de bachillerato). [6] Esto significa que más de 32 mil jóvenes profesionistas buscan  trabajo.  Sin embargo la Ciudad en términos económicos no ofrece nada, más que petróleo, la agricultura es nula, no se produce ni frijol, ni maíz, ni trigo, ni leche; su industria manufacturera es pobre. Se estima 661 empresas, que dan empleo a 4 mil personas, así que en esa Ciudad, el crimen organizado encabezado por los Zetas, ha podido dar el empleo, que el derroche petrolero y las corruptas administraciones de los gobiernos tanto priístas como panistas, no pudieron brindar. Habrá que agradecerle entonces, al Z-37 por hacer lo que 7 millones de dólares diariamente, no han podido hacer en beneficio de los pozariqueños.
De ahí que el éxito de una organización criminal como los Zetas, resulta obvio. “Es muy fácil ingresar”. “No te piden estudios”, “No les importa si sabes leer o escribir”. “Te pagan diez mil o quince mil pesos quincenales, te dan tu carro y una pistola” , “Puedes contratarte de Halcón”.
Pero en fin, caminando en esa Ciudad, donde existe un parque vehicular de 57 mil vehículos, (uno de cada cuatro pozarricenses tiene automóvil), y donde se compran 2,760 vehículos nuevos  al año,  no debería extrañarnos el gran negocio, que es el “rentar la calle”; la instalación de parquímetros en el Centro del Poza Rica, de diez pesos la hora, con un máximo de tres horas, ha hecho que ese negocio, sea adjudicado según el dicho popular, al  “Cartel de los Zetas” y no al  Ayuntamiento de Poza Rica.
Resulta así que los parquímetros en las calles céntricas de Poza Rica, es todo un misterio. Pocos saben que fue el Cabildo del Municipio, quien reglamentó la instalación de dichos aparatos y quien  los puede concesionar  a los particulares. El Reglamento emitido por dicho Cabildo, es muy ambiguo y no da mayores datos, el otorgamiento de concesiones no se encuentra regulado, lo único que se sabe oficialmente, es que la empresa concesionaria que administra dichos parquímetros, es Zeus Monitoreo Vial.  Es obvio que no es cierto que los “Zetas” sean los dueños de esos parquímetros. Al menos no en lo formal, no en lo legal, no en lo oficial. Zeus Monitoreo Vial SA de CV no son “Los Zetas”.

Sin embargo la prensa se escandaliza por tal situación, refiere que fue el exgobernador Fidel Herrera quien doblegó al exalcalde de Poza Rica, para que este aceptara un contrato leonino por un periodo de quince años a favor de dicha empresa; a través del cual, el 32% de los ingresos recaudados por dichos parquímetros, pasaran a favor de las arcas del Ayuntamiento, mientras que el 68% serán a favor de la concesionaria. La ventaja no solamente es evidente, sino demasiado cuestionante, resulta que para la instalación de dichos aparatos, se prometió que se constituiría un “Fideicomiso de Inversión y Administración”, pero la empresa concesionaria, no ha rendido ningún informe sobre los ingresos obtenidos, tampoco el ayuntamiento ha sido transparente respecto a esos ingresos obtenidos y mientras tanto, al no saber cuánto dinero se ha recaudado, el pueblo dice a los cuatro vientos, que los verdaderos dueños de esos parquímetros, son nada menos y nada más, que el temible cartel de “Los Zetas”.  
Así que pobres pozarricenses. Son ricos por el petróleo que venden en el mercado mundial sus gobiernos corruptos; y también son pobres, por las rentas que tienen que pagar a sus políticos criminales. Aunque qué paradoja. Con lo que Poza Rica vende de petróleo en tan sólo en un día, no existiría razón alguna para instalar parquímetros.
Pero en fin, los pozarricenses poco saben sobre ese problema de los parquímetros, los cuales sus habitantes padecen desde hace tres años. No les interesa, porque están más preocupados su clase política en saber quién gana las elecciones de la alcaldía. Como si en verdad, una administración perredista fuerza mejor que una priísta o una administración panista mejor que una perredista o una priísta mejor que una panista. En fin, los habitantes de Poza Rica, siguen creyendo como todos los ciudadanos del país, que nuestro tripartidismo es la solución a nuestros problemas políticos.
La prensa ni se diga. Existen dos periódicos: La Opinión y el Diario de Poza Rica. Dan notas también de lo que ocurren en municipios circunvecinos: Coatzintla, Tihuatlán, Tuxpan; pero nada interesante que pueda consultárseles. Los formatos de dichos periódicos son obsoletos, corresponden a una prensa de hace más de veinte años, sin formato, sin diseño, sin estilo, ni identidad; el contenido de dichas noticias, también de muy bajo nivel; con tintes amarillistas de nota roja, reportan “El marido de su exnuera la mata de un balazo”, “Murió por tomar licor”, “Se impacta contra autobús en el tramo Lindero-Tihuatlán” o “Se cortó las venas después de cantar melodías de desamor”.  También dan notas “políticas”, sobre las declaraciones, obras o eventos que inaugura el Gobernador o el Presidente Municipal. ¡En fin¡. La prensa de Poza Rica, me recuerda a la de la Ciudad de México, pero de hace cuarenta años.  Oficialista, aburrida y de mala calidad. (Hoy por lo menos es entretenida visualmente).
Apenas cinco radiodifusoras y ningún canal de televisión. Televisa y TV Azteca tienen sus respectivos canales provenientes de Jalapa, pero no existe en dicha ciudad, ningún canal local que de cuenta, de la información. Al no existir por lo tanto una prensa local, no existe por ende, ese denominado “Cuarto Poder” que pueda contribuir en la democratización de la Ciudad.
Contrario a mi pesimismo vertido en estas líneas, llama la atención el optimismo de muchos de sus jóvenes. Creen en un futuro mejor. Muchos de ellos piensan hacer una carrera profesional, ya sea en las únicas dos escuelas públicas que oferta el Municipio, ya sea en la Universidad Veracruzana campus Poza Rica o el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Poza Rica.  Las carreras humanistas no existen. No Derecho, no Psicología, mucho menos Filosofía o Periodismo. Los jóvenes piensan estudiar Ingeniería en Mecatrónica, Ingeniería Industrial, Ingeniería en Nanotecnología, Electromecánica, Sistemas, Gestión Empresarial, pero la carrera que más demanda tiene, es Ingeniería Petrólera.

Como no va a tener futuro Poza Rica. Pues existe una nueva oportunidad para sus jóvenes y para quienes no han nacido todavía en la región. Esa oportunidad pudiera  convertir la Ciudad, en aquella que durante el siglo XX no llegó a ser.
Resulta que la Comisión Nacional de Hidrocarburos, órgano desconcentrado dependiente de la Secretaria de Energía, encargado de  regular y supervisar la exploración y extracción de hidrocarburos de hidrógeno, que se encuentran en mantos o yacimientos; así como también de las actividades de proceso, transporte y almacenamiento que se relacionen directamente con los mismos; ha realizado estudios técnicos que colocan a Poza Rica, en un viaje al pasado de cien años, dándole la segunda oportunidad, de poder hacer, lo que PEMEX no hizo durante el siglo XX.. 
Los proyectos de Poza Rica y Agua Fria – Coapechaca, (municipios circunvecinos), es una de las principales propuestas que el gobierno federal mexicano, a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, pudiera ofertar para la inversión extranjera.  
El proyecto Poza Rica visualiza obtener en los próximos once años, una producción de 166 millones de barriles y 203 mil millones de pies cúbicos de gas. Algo así que supera la cantidad de 16 mil 600 millones de dólares, que convertidos en pesos mexicanos, da como resultado 215 mil 800 millones de pesos.
El proyecto Agua Fria-Coapechaca (Conocido como Xicotepec), visualiza una producción para los próximos cincuenta años, de 710 millones de barriles y 1,139 mil millones de pies cúbicos de gas.
Al menos más de 45 asignaciones petroleras habrá que adjudicar a PEMEX y en caso de desistimiento de ésta, como ocurrirá por la falta de recursos, tendrá que hacerse  a las compañías petroleras extranjeras que si cuentan con los recursos, para poder realizar los trabajos de exploración y extracción de aceite y gas que se requieren.
Tan sólo en Poza Rica se requerirá de perforar 121 pozos y en Agua Fría, de 1,789 pozos más. Habrá que hacer en Poza Rica trabajos de mantenimiento en 246 kilómetros de oleoductos y gasoductos, mientras que en Agua Fría, se requerirá de construir la infraestructura necesaria, tal como 281 ductos y 217 instalaciones.
Habrá pues trabajo y también, mucho dinero que invertir y recaudar. Pronostico que si las cosas funcionan como han planeado los políticos neoliberales, llegará a Poza Rica una emigración de extranjeros que competirán por el mercado laboral que debe ofertar los mexicanos. Por eso digo, que ser joven y ser estudiante de ingeniería petrolera por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Poza Rica, se tiene futuro “asegurado”, pero también tiene el reto de competir, no solamente contra los egresados de la UNAM o del Politécnico, sino con los egresados de las universidades de China y la India principalmente.  Profesionistas que tienen las habilidades que los educandos mexicanos carecen.  Habrá que estudiar por lo tanto, muchas matemáticas e inglés.

Compañías como la Halliburton con ingresos de 28 millones de dólares anualmente, podrá verse beneficiada por la apertura al sector energético.
¡Todos ganan¡ … la autopista que esta por inaugurarse, conectara el puerto de Tuxpan a la Ciudad de México en tan sólo tres horas. Un camino, que antes tardaba en seis horas, se reducirá en la mitad. ¡No es casual¡. Haber hecho esa obra pública relevante, justo en ese lugar tan promisorio.
Así que en el futuro próximo (hablo de sólo meses), Poza Rica estará ahora a tan sólo treinta minutos del Puerto de Tuxpan, lugar donde acamparan los buques extranjeros que transportaran el petróleo mexicano; mientras que también, estará a dos horas y media, de la región más importante de la República Mexicana. La Ciudad de México. El lugar donde se seguirá tomando en el futuro, las decisiones políticas y  financieras más importantes del país.
¡En fin¡. Lo único que me preocupa de Poza Rica, es que los Zetas, sigan controlando el territorio y entonces, surja un “ejercito ciudadano” que logre frenar el control “zetista”.  Cuando eso ocurra, que ojala no sea así,  habrá incrementado no solamente la violencia, sino también el riesgo de una guerra civil, entre “zetistas” y “ciudadanistas”; si pasara eso, la historia de la revolución mexicana se repetiría. Miles de mexicanos muertos, al mismo tiempo que se fue gestando y enriqueciendo, la clase pudiente que  gobierna actualmente el mundo.
¡En fin¡. La historia se repite y los tontos, son los únicos que se matan.