domingo, 2 de marzo de 2014

EL INSIGNIFICANTE Y SOSPECHOSO "ROBO" DELEGACIONAL EN EL PARQUE ESPAÑA


 
El Delegado en Cuauhtémoc Alejandro Fernández Ramírez anuncia en Facebook, buenos resultados y para prueba de ello, muestra cinco fotografías que anuncia las obras de rehabilitación del parque España. Dichas obras, muestra, la adquisición e instalación de juegos infantiles en dicho parque.

Lo mismo hizo, inaugurando la cancha empastada del parque de los Ángeles para los vecinos de la Colonia Guerrero.

¡Me da gusto¡. …En serio que se realicen trabajos de remodelación como los antes señalados; pero también, me preocupa, de donde carajos salió ese dinero para realizar dichas obras.

Resulta que no encuentro en el portal de transparencia de la Delegación Cuauhtémoc, algún contrato de obra pública para la remodelación del parque de los Ángeles, durante los años 2012 y 2013; eso lo explique en mi blog pasado. ¿No sé entonces, de donde salió el dinero?, Porque de algún lugar salió, “existe alguien que le dejaron de pagar algo”, o “alguien” dio algo, que no se planeó, no se programó, no se presupuestó, y sin embargo, se ejecutó, se hizo y ahí ésta; al menos, es lo que se observa en las fotografías. Niños jugando en espacios públicos que nos pertenecen a todos. Y seguramente, algún empresario, “cobró” algo, que nunca se contempló, que por obra e inspiración del delegado, se hizo y lo que es mejor, se pagó.


Pero retomó el tema del dinero, porque no aparecen publicados en el portal de la página web de la Delegación Cuauhtémoc. O alguien tampoco hizo su trabajo de actualizar la página, o bien, no existió dinero alguno que se haya destinado para ejecutar esa obra. Lo que me hace pensar mal, demasiado mal, diría yo.

Durante los años 2013 se destinaron 14 contratos de obra pública, de los cuales solamente dos ellos se destinaron para dos parques públicos, uno para el parque “de las artes gráficas” y el otro, para el parque “Ramón López Velarde”. Para el primer parque, se destinó 2 millones 996 mil pesos, mientras que para el segundo parque, fue de 2 millones, 997 mil pesos. Los gastos que se programaron para la Colonia Condesa, fue de apenas 5 millones, 24 mil pesos. Pero  en ninguno de esos contratos, se observa algo, para mejorar y rehabilitar el Parque España.

Por lo que respecta al año 2012, de 19 contratos de obra pública que celebró la Delegación Cuauhtémoc, a la  Colonia Condesa se le destinaron tres de ellos, para ejecutar trabajos de reconstrucción de guarniciones y banquetas, por los montos totales de 5 millones, 300 mil pesos. También observó que ninguno de esos contratos, se haya destinado algo para el Parque España.

O sea, que lo que hoy el Delegado anuncia, se pagó misteriosamente. O sino se ha pagado, se va a pagar así misteriosamente. Contrario a lo que establece la Ley de Obras Públicas, espero que no estemos en un caso, en que primero se ejecuta la obra y luego se formaliza con contratos hechizos y retroactivos.
 
 

 Sería bueno escuchar con que financiamiento se obtuvo, o que majo de fondos hicieron, para poder pagar dichas obras. ¡Ojo, no estoy diciendo que el Delegado y sus funcionarios, se roben o acepten “donativos” misteriosos de dinero¡. Que seguramente, habrá más de dos personas que así lo piensen. Pero si estoy diciendo, que las obras que con tanta gala anuncia el Jefe Delegacional Alejandro Fernandez, deben ser transparentadas por el bien de la cultura cívica y ciudadana a la que aspiramos vivir en esta gran capital. ¿De dónde pues, salió el dinero?. Pregunto.  

Brillante clase política tenemos. De los diputados que tenemos en la Delegación Cuauhtémoc, ninguno de ellos se hace presente. El diputado José Luis Muñoz Soria, está más interesado en sus grillas de tribus partidistas, “chuchistas” vs “morenistas”, o bien, defender el petróleo, cuando ni siquiera tiene el menor interés de fiscalizar como se ejerce los recursos públicos en la demarcación de la que alguna vez fue delegado y de la que seguramente, fue su plataforma para su exitosa carrera politica. Pregúntome yo. Si no puede fiscalizar un contratito de obra pública de apenas dos millones de pesos en un parque público, podrá hacerlo, con los contratos de exploración y extracción de petróleo de veinte millones de dólares?. ¡Claro que no¡. Si no le interesa cuidar los centavos, podrá hacerlo con los dólares, o que congruencia la suya, podrá vigilar los dólares y no los centavos?.  ¿Será que le gusta más gritar que ponerse a trabajar?. ¿Qué reporte o novedad me da el legislador, en su cargo, de presidente de la Comisión de la Auditoria Superior de la Federación?. ¡Ninguna¡. La grilla en el PRD se le hace más interesante.


El otro diputado, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, que por cierto también fue delegado en Cuauhtémoc, Agustín Torres Pérez, está más preocupado, por los empleados de la delegación que fueron despedidos por el jefe Delegacional, debido según éste, a grillas y deslealtades políticas. O sea, que esta más interesado en que sus amigos se quedaron sin chamba, antes que interesarse en que los recursos públicos de la Delegación sean destinados de manera honesta y transparente. Me desilusiona, porque pareciera también, que su intervención política se limita a defender un “botín” que alguna vez fue suya, antes que defender a los ciudadanos de la demarcación. Su actitud es tan ruin, como si imagináramos al expresidente Felipe Calderón, reprocharle a Peña Nieto, porque corrió a sus antiguos colaboradores.
 
 

Pero regreso al tema. No veo en las redes sociales, ninguna objeción a estas obras que inaugura el Delegado en Cuauhtémoc. ¿Cómo queremos cambiar a este país, sino empezamos en vigilar los funcionarios, inmediatos por los cuales votamos y por los cuales, se encuentran obligados administrar los recursos que los dotamos?.

Con diputados gritones o resentidos, o delegados ingratos y sospechosistas, no ganamos nada.

Hoy se roban el dinero de un parque público

Y mañana…..se robaran la luz, el petróleo, la señal de radio y televisión,…. La presidencia….  Lo peor de todo, es que aquellos que nos roban, son los primeros en denunciar a otros ladrones. ¡En fin¡….¡Ladrón que roba a ladrón ….¡.