lunes, 30 de marzo de 2015

EL PARTIDO VERDE, TELEVISA, EL METROBUS Y EL GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL. (Un caso más de impunidad y burla electoral).



En el lenguaje político de las campañas electorales, existe el término de “campaña por aire” y “campaña de tierra”. Se le denomina “campaña de aire”, al trabajo propagandístico que realizan los partidos políticos a través de los medios de comunicación (radio y televisión); mientras que el término de “campaña de tierra”, se refiere al trabajo de promoción que realizan los partidos políticos con los liderazgos vecinales, que existen en las colonias, pueblos, unidades habitacionales. Así pues, en términos prácticos, la “campaña de aire” es costosa económicamente, pero fácil llega un público televidente y radioescucha; mientras que las “campañas de tierra”, es muy laboriosa, pero tiene la ventaja de ser localista o regionalista, bajo este esquema los militantes “tocan puertas” como si fueran vendedores de Yakult o Testigos de Jehová predicando la palabra; se observa la promoción del partido político en plazas públicas, mercados, así como casa por casa,  y su trabajo de difusión es apenas visible con una que otra lonita, colgada en algún inmueble,  pero más aún, la “campaña de tierra” tiene un impacto presencial mucho más de lo que pueden dar 30 segundos de radio y televisión.

Se supone que en un país como el nuestro, los medios de comunicación (radio y televisión) se encuentran controlados por dos oligopolios, conocidos como Televisa y TV Azteca; cuyas tarifas que estos imponen a un segundo de transmisión, resultaban caras, lo que generó que las campañas electorales de los años 2000 y 2006, parte del importe que recibían los partidos políticos por concepto de su financiamiento público, se destinaba para enriquecer a las televisoras; en el peor de los casos, algunos partidos contrataban “planes” o “paquetes” especiales, que los hacían endeudarse con las televisoras y más aún, en ocasiones, recibían “tiempo fiado” de las radiotelevisoras, lo que a la larga generaban “compromisos” políticos con dichos concesionarios.

De ahí que la campaña electoral del 2006, la radio y la televisión fue un factor que generó la llamada “guerra sucia” contra Andrés Manuel  López Obrador, al haber existido comerciales promovidos por tanto por el Partido Revolucionario Institucional como el Partido Acción Nacional, en contra de dicho personaje; campaña “sucia” en la que también colaboraron algunas marcas comerciales como Sabritas, Jumex, el Consejo Empresarial y hasta la telenovela popular del momento transmitida por Televisa “ Betty la Fea”.

Inclusive, hasta el “Doctor Simid” y su cadena “Farmacias Similares” se sumó también a esta campaña negra en contra de Andrés Manuel.

Por esa razón, se reformó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para establecer la prohibición de los partidos políticos, para contratar espacios de radio y televisión, por si solas o por conducto de otras personas.  La prohibición liberó a los partidos de canalizar sus recursos económicos a las radiotelevisoras, pues sería ahora el Instituto Federal Electoral (Actualmente Instituto Nacional Electoral), quien llevaría la contratación de dichos espacios.

Han pasado ocho años que ha imperado este esquema o modelo de comunicación o divulgación propagandística de los partidos políticos en radio y televisión (que no aplica en internet); ocho años, en los cuales, el Partido Verde Ecologista Méxicano ha sido la organización política que más ha vulnerado este regulación jurídica y la que ha servido al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (insultada y denostada tanto por Andrés Manuel como por sus huestes), para sentar diversas jurisprudencias que interpretar este esquema.



Veamos tan solo algunas de ellas.

SUP-RAP-220/2009 y acumulados.- El Partido Verde Ecologista contrato a la Revista Cambio (Mac Ediciones y Publicaciones SA de CV), para que este a su vez, anunciara su publicación semanal tanto en Televisa como en TV Azteca, promoviendo a dicho partido. De tal forma, que el Verde podía sostener que no vulneraba dicha prohibición y que la empresa editorial sería muy libre de manifestarse y de ejercer su publicidad como más le conviniera. ¡Obviamente el Tribunal Electoral no se creyó ese argumento y término por sancionar al Partido Verde.

SUP-RAP-242/2009 y acumulados. El Partido Verde contrató los servicios del actor de televisión Raúl Araiza el cual promovió a dicho partido, en varios spots. El Tribunal Electoral resolvió que la infracción de contratar espacios de radio y televisión es una conducta continuada, en donde cada spot divulgado amerita una sanción independiente, sin que exista el argumento de que la falta, sea el hecho de haber contratado con la televisora. Así pues, suponiendo que si el spot de radio y televisión salió mil veces al “aire”, entonces, el Partido cometió no una falta, sino mil.

SUP-RAP-282/2009 y acumulados.- El Partido Verde Ecologista contrato a la Revista Vertigo (Grupo Editorial Diez SA de CV), para que este a su vez, anunciara mediante un reportaje sus propuestas. De tal forma, que el Partido Verde volvía a sostener que no vulneraba dicha prohibición y que la empresa editorial era al igual que la revista Cambio, muy libre de manifestarse y de ejercer su publicidad como más le conviniera. ¡Obviamente el Tribunal Electoral no fue engañado y volvió a sancionar al Partido Verde.
Ahora recientemente, en el juicio SUP-REP-120/2015 y Acumulados, el Partido Verde Ecologista Mexicano volvió a ser objeto de infracciones electorales. Derivado de las denuncias interpuestas por los partidos políticos PAN, PT, MC, PRD, MORENA y Encuentro Social. Entre las imputaciones que se le hicieron al Partido Verde fue la divulgación de 222,759 spots en televisión abierta, 16,627 en televisión cerrada y 15 en radio, por el periodo del 18 de septiembre al 9 de diciembre.

Paralelamente a dicho juicio, las Salas regionales Especializadas del Tribunal Electoral han sancionado al Partido Verde en cinco procedimientos más, imponiéndole multas que suman todas ellas  la cantidad de 89.8 millones de pesos y que próximamente el Pleno del Tribunal Electoral le corresponderá si ratifica, modifica o revoca dichas sanciones. 



Sin embargo en el caso de la denuncia presentada por los partidos PAN, PT, MC, PRD, MORENA y Encuentro Social, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, resolvió imponer una sanción económica al Partido Verde Ecologista de México, de 76 millones de pesos, por haber difundido ilegalmente la cantidad de 239 mil spots. En el caso de las empresas Televisa y Tv Azteca, se les impuso una sanción consistente en la Amonestación, cuyo valor pecuniario es de “0” (cero) pesos.

Si tomamos en cuenta el criterio que resolvió el Tribunal Electoral en el juicio SUP-RAP-242/2009, de que las faltas electorales eran de carácter continuado, es decir, considerar a cada spot una falta, tenemos entonces que la multa de 76 millones de pesos dividida en 239 mil spots, da como resultado que cada vez que salía un comercial chafa de televisión del Partido Verde anunciando éste que “si cumplía con sus propuestas”, “el que contamina paga”,  “cadena perpetua a secuestradores”, “circo sin animales”, “vales canjeables” y “no cuotas obligatorias”, pagaría por cada comercial la irrisoria cantidad de apenas $318.00 (Trescientos dieciocho pesos 00/100 MN). Es decir, al ciudadano común le sale más caro pagar una multa de tránsito, que el partido Verde pagar por cada spot propagandístico la multa que debería de pagar.

En el caso de la televisoras Televisa y TV Azteca, le sale “gratis” celebrar contratos onerosos con infractores de la ley, por no decir emocionalmente, “¡pin … delincuentes electorales¡”. 



Ahora sí como diría el payaso “Lagrimita”: “¡Que Barato¡”, “¡Que Barato¡”. Tomando en consideración que si un segundo de televisión llega a tener un costo de 10 mil pesos, imaginemos que cada promocional de 30 segundos del Partido Verde debía de tener un costo de 300 mil pesos, (y no de 300 pesos como sancionó el Tribunal Electoral); más aún, si multiplicamos esa cantidad por los 239 mil spots que cuantificó el Tribunal Electoral por el periodo de 18 de septiembre al 9 de diciembre, la multa que debió de habérsele impuesto al Partido Verde, sería de 71 mil, 700 millones de pesos. (¡$71,700,000,000.00¡).

Para poder valorar el importe de la irrisoria multa que recibirá el Partido Verde, tengamos en cuenta el Acuerdo INE/CG01/2015 emitido por el Pleno del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, mediante el cual se determinó darle a dicho partido político, nomás para sus gastos ordinarios, la cantidad de 323.2 millones de pesos; y por lo que se refiere a sus gastos de campaña, la cantidad de 96.9 millones de pesos; así pues, la sanción de apenas 76 millones de pesos, se pagará en tres meses. En cambio, si se hubiera impuesto la multa antes señalada, atendiendo al valor comercial de costo-spot-infracción, el Partido tardaría 170 años en pagar esa multa, es decir, llegaríamos al año 2,184 d.c. y el Partido Verde seguiría pagando su eterna multa, lo que hubiera significado, no solamente la desaparición del Partido Verde Ecologista, sino hasta una fiesta nacional para los televidentes, para no soportar ni un segundo más en radio y televisión, ni un spot más, de dicho partido. 

¡Claro que enoja esta situación¡. Más si tomamos en cuenta que la mentalidad perversa de los estrategas electorales, quienes estimaron que el costo-beneficio de infringir la ley, resulta positivo para dicho partido, quien con las diputaciones plurinominales que obtendrá en la próxima elección, le darán a su partido socio, (el PRI), una mayoría de votos suficientes para seguir reformando cuanta ley quisieran o les faltara por reformar. 



Veamos pues, la encuesta realizada por Parametría-El Financiero dada a conocer en el mes de febrero del presente año, colocó al Partido Verde en una cuarta fuerza política, a sólo dos puntos de alcanzar el PRD. Dicha encuesta colocó al PRI von 32%, PAN con 26%, PRD con 13% y el Partido “Verde” con 11%; debajo de éste, MORENA con el 9% y Movimiento Ciudadano con el 3%; mientras que los partidos condenados a perder su registro, sería el PT y Nueva Alianza con el 2% y el Partido Humanista y Encuentro Social con 1% cada uno de ellos.


El caso del Distrito Federal


¡Vaya forma de hacer campañas por aire¡. ¿Me pregunto si aparte de Televisa y Tv Azteca existen otros cómplices de infringir la ley?. ¡Si¡. Para sorpresa mía, tengo que decir, que el Gobierno del Distrito Federal encabezado por el Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, es otro de los promotores del Partido Verde. (¡Y quizás hasta del PRI¡).



Basta ser un transeúnte en el Metrobus o en el Metro y soportar en las pantallas de televisión, el cumulo de spots propagandísticos que se hacen a favor del Partido Verde Ecologista por encima de cualquier otra fuerza política.

Fue por ello, que mediante solicitud de información pública 0317000002015 que se le hiciera a Metrobus, se le requirió a dicho organismo público diera a conocer, el contrato celebrado con el Partido Verde Ecologista para transmitir su publicidad en las pantallas de televisión instalados en el Corredor de la Línea que va de Indios Verdes a la Joya. (Línea de transporte que por cierto, es utilizada por la cantidad de 389 mil mexiquenses diariamente provenientes de Tlalnepantla, Ecatepec, Coacalco, Tecámac y Zumpango que diariamente se movilizan a la Ciudad de México).



De igual forma, se solicitó se informará el importe del contrato y el nombre de la empresa de publicidad con el cual Metrobus sostenía dicha relación jurídica contractual para anunciar en sus pantallas de televisión instaladas en cada uno de sus vehículos, los spots promoviendo dicho partido.   

Resulta pues, que METROBUS mediante oficio de fecha 4 de febrero del 2015, suscrito por el Responsable de la Oficina de Información Pública, manifestó que le correspondía a la Secretaría de Transportes y Vialidad del Gobierno del Distrito Federal, actualmente Secretaría de Movilidad, regular y autorizar la publicidad en los vehículos de transporte público de pasajeros, de conformidad a lo establecido por el artículo 12 fracción XXXVI de la Ley de Movilidad del Distrito Federal. (publicada esta en la Gaceta Oficial el 14 de julio del 2014).

De tal forma, que corresponde a dicha Secretaría, regular la publicidad electoral y/o política, tal como así lo reconoce también el artículo 156 fracción IV de dicha ley.  Así pues, corresponde a dicho Ente Público del Gobierno del Distrito Federal, regular la propaganda política que se publicite en los vehículos de transporte público, llámese estos Metrobus, RTP, Sistema de Transporte Colectivo Metro; pues así lo establece el artículo 158 fracción VI de la citada ley.

De igual forma, le corresponde la citada dependencia gubernamental, implementar controles a las empresas comercializadoras de publicidad, con las facultades de recibir documentación de éstas y autorizar los espacios publicitarios. Atribuciones que en el caso concreto, las tiene la Dirección General de Transportes de la citada Secretaría y que tiene además, las facultades para inspeccionar la publicidad del servicio de transporte, así como imponer las sanciones en caso de incumplimiento de las disposiciones jurídicas.

De tal forma, que en el caso de la Línea 3 del Metrobus (que corre de Tenayuca a Etiopia), se dijo que la empresa de publicidad que tenía la concesión de realizar anuncios propagandísticos, como los multifamosos spots del Partido Verde, era “Movilidad Integral de Vanguardia S.A.P.I. de C.V”; empresa que al día 5 de marzo del 2013, no había pagado sus derechos al Gobierno del Distrito Federal por concepto de su actividad comercial. En el caso de la Linea 1, (de Indios Verdes a La Joya) los tiene o según los tiene,  la empresa “Tele Urban S.A. de C.V.”

¿Qué significa todo esto?. ¡Pues bien, lo que quiero dar entender, es que el Partido Verde Ecologista celebró un contrato de publicidad con la empresa Tele Urban SA de CV, para la divulgación de sus spots en las pantallas de televisión que se encuentran instaladas en cada uno de los automóviles que presta el servicio público de transporte urbano que corre de la línea 1 del metro de Indios Verdes a La Joya.  Contrato que se desconoce el importe del mismo, así como la vigencia del mismo.

En ese orden de ideas, la empresa Tele Urban SA de CV debió de haber pagado sus derechos correspondientes al Gobierno del Distrito Federal y haber recibido la autorización correspondiente de la Secretaría de Movilidad, para poder anunciar en las pantallas de televisión de los vehículos del metrobus, la propaganda del Partido Verde.  

De tal forma, que la Dirección General de Transporte de la Secretaría de Movilidad, debe o debió de haber realizado sus atribuciones de inspección para verificar, si la propaganda del Partido Verde, se apegaba a lo dispuesto a la legislación electoral y en caso de haber tenido duda, pues debió de haber consultado al Instituto Nacional Electoral, o bien, al organismo público electoral local en el Distrito Federal.



Resulta pues, que con el objeto de indagar la legalidad de los anuncios realizados por el Partido Verde Ecologista en cada una de las líneas del Metrobus y del Metro, se realizaron diversas solicitudes de información pública, a diversos entes públicos, entre los que se encuentra nuevamente, Metrobus, seguido ahora de la Secretaría de Movilidad, Sistema de Transporte Colectivo Metro, RTP; así como a otras entidades públicas relacionadas con la autorización de la propaganda política, Autoridad del Espacio Público, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Instituto Electoral del Distrito Federal y de una vez, para despejar dudas, también se le pregunto al propio Partido Verde Ecologista Mexicano.

La pregunta que se realizó básicamente fue:

“SOLICITO CONTRATO DIGITALIZADO Y EN SU CASO, EN VERSIÓN PUBLICA, RESPECTO AL ACUERDO CELEBRADO ENTRE ESE INSTITUTO POLITICO, (PARTIDO VERDE ECOLOGISTA MEXICANO), CON LAS EMPRESAS "TELEURBAN SA DE CV", "MOVILIDAD INTEGRAL DE VANGUARDIA SAPI DE CV", ASÍ COMO CUALQUIER OTRA EMPRESA, PARA LA DIFUSIÓN DE PROPAGANDA POLITICA EN LONA, CARTELES, ANUNCIOS PUBLICITARIOS (PROPAGANDA POLITICA) EN CUALQUIERA DE SUS MODALIDADES, AUDIO E IMAGEN EN PANTALLAS DE TELEVISION, QUE SE ENCUENTRA EN LA RED DE TRANSPORTE PUBLICO METRO, METROBUS, RTP, ASI COMO EN LAS PARADAS Y ESTACIONES DE METRO, METROBUS Y RED DE AUTOBUSES RTP Y/O MICROBUSES, CAMIONES O CUALQUIER OTRO TRANSPORTE PUBLICO. SOLICITO QUE EN DICHO CONTRATO, SE EXHIBA EL PRECIO O TARIFA CORRESPONDIENTE; ASÍ COMO TANTO EL CONTRATO, LOS ANEXOS Y EL "PLAN" O "PAQUETE" DE PUBLICIDAD, ES DECIR, DONDE SE ESPECIFIQUE LA CANTIDAD, UBICACIÓN Y TEMPORALIDAD DE DICHOS ANUNCIOS” (Sic).

Los resultados de dicha investigación fueron los siguientes.

·       Mediante oficio JGDF/DIP/JUDASI/334/15 el Director de Información Pública del Jefe de Gobierno del Distrito Federal Adolfo Andrade Martínez, dijo que le correspondía al organismo descentralizado Sistema de Transporte Colectivo (Metro), dirigir y coordinar la expedición y facturación para el cobro de contraprestación de los permisos administrativos temporales, de espacios comerciales y publicitarios, inmuebles y red de telecomunicaciones, asignados y/o propiedad de dicho organismo.

· A través del oficio No. OIP/1263/2015 signado por Juan Baltazar Bernal Rodríguez Jefe de la Unidad Departamental de Información Pública de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), manifestó que “…dentro de las atribuciones conferidas a la Dirección General de Asuntos Jurídicos en el  artículo 50 B del Reglamento Interior de la Administración Pública del Distrito Federal, no se encuentra ninguna  disposición que le otorgue la facultad (a SEDUVI), de contratar empresas para la difusión de propaganda política como lo refiere”. Asimismo manifestó que de acuerdo con lo establecido en el artículo 5 de la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal, la  publicidad en el interior de las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo, del Metrobús y del Servicio de  Transportes Eléctricos del Distrito Federal, se regirá por las disposiciones que establezcan sus respectivos órganos de  gobierno, por lo que dicho ente, no contaba con la información solicitada. 

·       En similar SFDF/DEJ/OIP/ 0220 /2015, Patricia Velázquez Rivera Jefa de Oficina de Información Pública de la Secretaría de Finanzas, dijo que el asunto, no era de su competencia.

·       En respuesta recaída en el Sistema INFOMEX, el Lic. José Misael Elorza Ruiz Responsable de la Oficina de Información Pública de la Secretaria de Movilidad, dijo que el asunto en cuestión, era competencia del Metrobus y del Partido Verde Ecologista Mexicano. Por otra parte, en atención al folio 0110000028215, se dijo que la Dirección General de Servicio de Transporte Público Individual de Pasajeros (TAXI) no era competente para responder, siendo el área competente la Dirección General de Transporte, Dirección de Operaciones y específicamente a la Subdirección de Publicidad, de la Secretaria de Movilidad el área competente para responder; al igual que la Oficina del Partido Verde Ecologista, a las empresas TELE URBAN,S.A. de C.V", "MOVILIDAD INTEGRAL DE VANGUARDIA SAPI de C.V., así como cualquier otra empresa, para la difusión de propaganda política y entidades de la Red de Transporte Público del Distrito Federal, dícese Metro, metrobus y autobuses (RTP).”

·       En oficio RTP/OIP/123/2015 el Encargado de la Oficina de Información Pública manifestó que dicha descentralizada, Red de Transporte Público, no tenía ninguna relación contractual con empresas de publicidad.

·       Metrobus por su parte respondió lo siguiente: En oficio MB/DCIP/052/2015 el Director Técnico Operativo de Metrobus dijo que no contaba con la información requerida y que en todo caso, la misma era competencia de la Secretaria de Movilidad; mientras que el Responsable de la Oficina de Información Pública de Metrobus dijo que la empresa que contaba con los permisos correspondientes era “5M2 ANDENES SAPI de CV”, en cada una de las líneas del Metrobus.  (En esta segunda respuesta, ya no menciono a las empresas “TELEURBAN,S.A. de C.V", "MOVILIDAD INTEGRAL DE VANGUARDIA SAPI de C.V”.)

·       Oficialía Mayor por conducto de la Subdirectora de Formalización y Seguimiento de Permisos Administrativos Temporales Revocables informó mediante oficio DAI/SFSPATR/274/2015 que no se encontró permiso, licencia, título de concesión o documento otorgado a las empresas “Movilidad Integral de Vanguardia SAPI de CV y Tele Urban SA de CV, respecto a los servicios de publicidad y propaganda política realizadas en carteles, lonas, anuncios o videos con imagen y audio, en autobuses y estaciones del Sistema de Transporte Publico Metrobus. Siendo la empresa que cuenta con los permisos para anunciarse, “5M2 ANDENES SAPI de CV” en las diversas líneas de Metrobus.



·       Por otra parte, el Sistema de Transporte Colectivo Metro, informó en oficio de fecha 4 de marzo del 2015, suscrito por el C. Lic. Manuel Crispín Gómez Orozco Subgerente de Estudios Legales, que dicha descentralizada, según informes del Gerente de Adquisiciones Lic. Regulo Castillo Barrera, no ha celebrado contrato alguno con empresas de publicidad que anuncien en dicho transporte colectivo.



·       Finalmente el Partido Verde Ecologista Mexicano, mediante oficio N° de folio 019-15, de fecha 24 de febrero del 2015, dijo que “no detenta la información solicitada”, por lo que no era competente, por lo que “en vía d orientación” sugería al solicitante, preguntarle al Instituto Nacional Electoral, por considerar a éste, ser el sujeto más idóneo para proporcionarle la   información y orientación requerida, y en su caso, remitiera dicha pregunta, al mismísimo Comité Ejecutivo Nacional del Partido Verde Ecologista.

Del análisis de las respuestas emitidas por las dependencias del Gobierno del Distrito Federal antes señaladas, se desprende lo siguiente:

Primero.- La única empresa que se encuentra facultada para exhibir publicidad y propaganda política (a favor del Partido Verde), lo es  “5M2 ANDENES SAPI de CV”, conocida comercialmente como “Cinco M Dos”, cuya página de internet puede consultarse en http://www.cincomdos.com/ y que ofrece servicios de anuncios en cajas lumínicas y multifuncionales, en autobuses urbanos, estaciones de metrobus, “Diario DF”, Tren Ligero de la Ciudad de México, Metrobus y Mexibus (este último en el Estado de México).

El Gobierno del Distrito Federal a través de la Oficialía Mayor, exhibió cada uno de los Permisos Temporales Revocables a favor de dicha empresa, en los que se observa, la relación jurídica contractual entre ambas partes, el derecho de explotación de la empresa, uso y disposición de cajas iluminadas para la colocación de dichos anuncios, así como multifuncionales en interiores. Lo que obliga a la permisionaria ejercer este derecho por un lapso de diez años (contados a partir del 2007), con la obligación de erogar en algunos casos, pagos cuatrimestrales de cinco millones de pesos (en el caso de la Línea 1 de Indios Verdes – La Joya), a favor de Metrobus.




Segundo.- No existe evidencia documental, concesión, permiso, licencia, venta, contrato o cualquier otro documento, que faculte a la empresa Tele Urban anunciar publicidad y propaganda política, en las pantallas de televisión de la red del sistema de transporte colectivo ”Metrobus”, ni tampoco en el Metro. Lo anterior, debidamente corroborado con la información que proporcionó la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal, así como el propio Metrobus.

Situación que resulta anómala, pues la página de internet de dicha empresa, http://www.teleurban.tv/, oferta al día de la fecha, su “Portafolio de Productos”, de “spots audiovisuales” en las Líneas 1, 2, 3 y 5 del Metrobus, así como en el Mexibus Línea 3 que corre de Chimalhuacán a metro Pantitlán.



De ahí que sin prejuzgar, el Gobierno del Distrito Federal tolere que una empresa lucre, con el espacio público, sin que medie concesión alguna; peor aún, organizaciones como el Partido Verde Ecologista contribuye a fomentar que una empresa de cuestionada situación jurídica, sea el canal de distribución y divulgación a por lo menos, 383 mil transeúntes que recorren la línea de Indios Verdes a La Joya, sin omitir desde luego, las otras cantidades en miles de pasajeros, que transitan diariamente en las otras líneas de dicho transporte colectivo.  ¡Ni que decir, los miles de personas que transitan diariamente en las terminales del Metro, Indios Verdes, Rosario, Martin Carrera, Pantitlán y La Paz.  

Tercero.- La autoridad encargada de autorizar los anuncios publicitarios y de realizar las inspecciones correspondientes, lo es la Subdirección de Publicidad, dependiente de la Dirección General de Transporte de la Secretaria de Movilidad. Lo anterior de conformidad a lo dispuesto a los artículos 12 fracción XXXVI y del 156 al 162 de la Ley de Movilidad del Distrito Federal. Sin embargo, resulta curioso que al preguntársele a dicha entidad, esta no tenga información y le “eche la bolita” al Metro o Metrobus.  (Osea para que carajos tenemos una Subdirección de Publicidad que no conoce o ejerce su trabajo).



Cuarto.- Sorprendente aun, que el Sistema de Transporte Colectivo “Metro”, manifieste que no ha realizo contrato alguno con empresas de publicidad. Por ende, ¿Quién regula la publicidad en un medio de transporte masivo en el que transitan diariamente, millones de personas?. ¿??????



Ante esta situación, estamos ante una situación que nos debería de escandalizar.

El Partido Verde Ecologista no solamente infringe la prohibición de contratar espacios de radio y televisión como lo hizo con sus 236 mil spots, cuantificados cada uno de ellos, en una sanción económica de  318 pesos. Sino que ahora también, ha realizado propaganda política en pantallas de televisión que se transmiten y se retransmiten en forma reiterada y continua, diariamente, a través de una empresa denominada “Tele Urban SA de CV”, que al parecer, no tiene contrato, concesión, permiso, licencia, contrato o acto que se requiera, con el Gobierno del Distrito Federal.

Para evitar que los más de 389 mil defeños y mexiquenses que se transportan diariamente en el Metrobus de Indios Verdes a La Joya, tengan que seguir soportando los anuncios de propaganda favor del Partido Verde en las pantallas de televisión que se encuentran instalados en cada una de los autobuses, resulta importante, la intervención y pronunciamiento inmediato de las autoridades electorales.



Fue así que la Representación del Partido Humanista en el Estado de México, solicito desde diciembre del año pasado, la realización de monitoreo para detectar actos anticipados de precampaña y campaña; existiendo por ende la petición desde el 17 de febrero de este año, para que también fuera motivo de supervisión y monitoreo, la propaganda que en forma indiscriminada y masiva, ha realizado y sigue realizando el Partido Verde Ecologista Mexicano; partido político que por cierto, no ha sido nada ecológico, pues ha contaminado auditiva y visualmente la Ciudad, con sus anuncios propagandísticos y spots que han logrado registrarse en el subconsciente de los ciudadanos, próximos a votar el 7 de junio.

Nos encontramos en espera, de la respuesta que del Instituto Electoral del Estado de México, a la petición que el Partido Humanista hiciera sobre la ampliación del monitoreo y  forma indiscriminada, que los mexiquenses que se movilizan diariamente en el Distrito Federal, han sido expuestos a la propaganda política del Partido Verde Ecologista que se exhibe en las pantallas de televisión de una empresa, que para el Gobierno del Distrito Federal, ni la ve, ni la oye, ni la huele, ni la supervisa, ni le cobra, ¡Ni nada de nada¡.

¿Será que el Partido Verde Ecologista encontró la forma idónea de burlar la ley?

¿Lo permitiremos también?.