sábado, 5 de febrero de 2011

EL CARRO "TORTILLA"





Que los mexicanos hayan creado un carro, al que denominan “tortilla”, no me ofende, y que tenga como atributo, el que “tenga buena dirección”,  es mas no sabía, no podía creer que el talento mexicano le permitiera competir con los alemanes, japoneses, italianos, americanos, en la creación de automóviles deportivos; yo creía que los mexicanos nada mas éramos buenos, para la fiesta y el relajo, la música, la poesía, la literatura, cualquier expresión artística que genere catarsis en los seres humanos y saque de estos, sean americanos, europeos, africanos o asiáticos, su lado humano, apasionado, romántico, inclusive auto agresivo.
Que las características de los carros mexicanos puedan ser “holgazanes”, “aguados” y “desparramados”, no creo que esa característica puede imputársele a las cosas, efectivamente mi inteligencia me dice, que no se refiere a los “carros mexicanos”, sino algo mucho peor, los calificativos son para los mexicanos, a quienes nos califican de “holgazanes”, “aguados” y “desparramados”; ¿Y será cierto?. Los mexicanos serán obesos y perezosos. Si hablamos de obesidad, las políticas públicas del país en materia de salud publica van encaminadas a combatir el problema de la obesidad, concretamente de la obesidad infantil; en lo concerniente a la pereza, quizás, la fama de mexicanos dormilones, sobre un cactus, con una cobija que tiene en medio un hoyo llamado “sarape”, no sea una apreciación de esos conductores televisivos de nacionalidad inglesa, sino ha sido el estereotipo o mejor dicho, uno de los tantos estereotipos que se ha hecho de los mexicanos; recordemos a “Speedy González”, caricatura de la Warner Bros, o bien,  a los simpáticos personajes de “Chano” y “Chon” de los polivoces, que la empresa televisa ha fomentado en su cartelera televisiva. Sin embargo, aún suponiendo que los mexicanos duerman sobre un cactus, no tiene nada de vergonzoso, qué culpa tiene el cactus, árbol generoso de características únicas, que tenemos grabado hasta en el escudo nacional y respecto a los mexicanos flojos, no creo que así sea, al menos, los inmigrantes que cruzan el desierto y el rio bravo, en busca de mejores oportunidades, no dan muestra de ello.
Que los mexicanos no sepan cocinar, porque todo sea como “vomito frito”, bueno, creo que eso es una mera apreciación subjetiva de los conductores, a lo mejor eso les parece si es alguna vez comieron unas ricas enchiladas, unos picosos chilaquiles, un pozole o cualquier otro platillo mexicano, que no sea merecedor del calificativo de patrimonio de la humanidad, que nadie puede negar que la comida mexicana es deliciosa y sin duda alguna, considerada en el medio de la gastronomía, como una de las comidas mas placenteras en todo el orbe mundial; al menos, puedo decir, que la comida china, la italiana y la mexicana, cuentan con el reconocimiento social, pues no conozco en serio, comida inglesa que pueda apreciar mis sentidos humanos.
Que eso de imaginar: “despertar y darme cuenta que soy mexicano”, para luego después volverme a dormir, como el embajador mexicano Eduardo Medina Mora ex Procurador General de la Republica, quizás en este comentario cómico, habrán coincidió muchos ciudadanos, abogados, políticos o servidores públicos mexicanos, respecto a la imagen pública que tiene el ahora embajador cuando se desempeño como Procurador General de la Republica, en los ya difíciles días de la guerra anti narco, eso sí es gracioso; aunque esa desdichada apreciación, sea solamente una posible pura coincidencia, no hay que tomarlo tan en serio; el embajador no estaba durmiendo y claro que protesto por ese tipo de comentarios..
Los estereotipos de las nacionalidades, son eso, meros estereotipos; antes de indignarnos por esa críticas formuladas a los mexicanos, en ese programa o en otros de televisión o en la publicidad de algunas marcas como el caso de la hamburguesa Texican de Burger King, o el comic de “Memin Pinguin” que ofendió a la comunidad afroamericana, o los “chistes de gallegos”, que hacen ver a los españoles de Galicia, como demasiado tontos; no debería de ofendernos. Realmente no es para tanto, creo que tenemos varios problemas nacionales que ameritan nuestra indignación y no distraernos, en lo que hayan dicho unos conductores de un programa de televisión, que precisamente, se dedica eso, hacer críticas de automóviles, basado en un “humor”, que por cierto no contiene  albures como pudiera ser la comicidad mexicana.
Que quede claro, No excuso, ni justifico esos comentarios despectivos; simplemente creo que esa “ofensa” no pudo ser tan grave, como la que pudo haberle inferido los mexicanos a sus 72 hermanos centroamericanos que cruzaron nuestro territorio en busca del sueño americano y fueron misteriosamente ejecutados en nuestro suelo patrio; eso, claro que si es una ofensa grave imperdonable; algo que afortunadamente, no sucedió con este programa; que lo único que ha hecho, ha sido algo bueno; anunciarnos a través de este escándalo, que los mexicanos son capaces de diseñar y construir automóviles deportivos mexicanos. ¡Eso si es algo bueno¡. ¡El carro tortilla¡.
Resulta que este automóvil, Mastretta MXT ha ganado con este escándalo, su página web Http://mastrettacars.com/mx/, ha registrado de 400 a 40 mil visitas diarias, la cadena de noticias CNN informa que dicho automóvil alcanza los 100 Km/h en 4.9 segundos, esto es 2 centésimas más rápido que el Lotus Evora y el Audi TTS, y 1.7 segundos más veloz que el Jaguar XF; unidad cuyo atributo también tiene el de ser él más barato del mercado de automóviles, 58 mil dólares, en contraste con los 63 mil dólares de la versión básica del Porshce Cayman, o los 96 mil dólares del Lotus Evora. La presentación oficial de dicho automóvil ya se hizo en Francia en septiembre del 2010 y en la ciudad de México en noviembre del citado año y se estima que para marzo del 2011 iniciará su venta; y algo todavía más para alegrarnos, es que dicho automóvil ya ha sido solicitado, nada menos y nada mas que por los ingleses, que aunque suene chusco, a lo mejor lo quieren para “dormirse y sentirse mexicanos”.
Y Mientras la empresa estima ventas millonarios, una supe campaña publicitaria gracias a este escándalo internacional, a la indignación del embajador mexicano en Londres que no estaba durmiendo, a la protesta del gobierno mexicano y a las disculpas públicas de la empresa BBC mismas que le fueron solicitados por el Parlamento Británico; una estudiante mexicana en Londres Iris de la Torre, ha iniciado la batalla legal, pues presentó una queja contra los comentarios racistas del programa Top Gear, acción legal que podría costarle a la empresa televisiva un millón seiscientos mil dólares y cuya representación legal, cuenta con la experiencia de un cuerpo de abogados que ganaron un caso parecido, por los agravios cometidos a la actriz y modelo indu Shilpa Shetty, en contra de los comentarios despectivos difundidos en un programa televisivo llamado Big Brother.
Así es la vida. La empresa Tecnoidea y los emprendedores mexicanos Daniel y Carlos Mastretta (hermanos de la escritora Ángeles Mastretta), son un caso de éxito del que tenemos que sentirnos orgullosos los mexicanos. El “carro tortilla” fue concebido, diseñado y ensamblado en Toluca México, y aunque inicialmente, programaron manufacturar ciento cincuenta automóviles para este año dos mil once, lo más seguro es que con este escándalo político racista y publicitario, sus ventas crezcan.  Sólo así, con mexicanos creativos, trabajadores, emprendedores, saldremos adelante.
Eso si, una historia de éxito mexicano. ¡Un carro para dormirse y sentirse mexicano¡.