domingo, 19 de agosto de 2012

ESTUDIAR EN LA UNAM: NO TIENE PRECIO. (El caso de la FES Aragón).



¿Cuanto cuesta estudiar en la FES Aragón?.

Hace más de unos doce años, esa cifra no la hubiéramos podido conocer tan fácilmente como hoy podemos acceder a ella; no lo hubiéramos sabido, por la sencilla razón, de que no existía la obligación legal y constitucional, de transparentar el gasto público; había que ser por lo menos Consejero Universitario, o Consejero Técnico, o bien, ser algún funcionario administrativo de rango directivo y en el área de administración para por lo menos acceder a dicho dato.

En cambio, hoy en día, cualquiera pueda acceder a dicha información, sea miembro o no de la Comunidad Universitaria.

El 17 de enero del 2003 se publico por vez primera, el Reglamento de Transparencia, Acceso a la Información Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México. Dicho ordenamiento fue abrogado, por el actual Reglamento, que además de regular la transparencia y la información pública, también lo hace con los datos personales; disposición jurídica que salió publicada en la gaceta de la UNAM el día 26 de agosto del 2011 y que puede consultarse, en el siguiente link: http://www.transparencia.unam.mx/.

Toda la información que genere, administre, custodie y conserve la UNAM, es pública; salvo que se trate de información restringida, la cual puede ser reservada o confidencial. La información pública, puede ser proporcionada a su vez, ya sea de oficio, sin que obre solicitud alguna, o bien, a petición de parte.

La información pública de oficio, se puede consultar desde la siguiente dirección electrónica: http://www.transparencia.unam.mx/menuop2.html, en ella se encontrara uno la información, sin necesidad de registrarse o de cumplir requisito alguno, que condicione el acceso a dicho portal.


Dada a conocer la fuente de información, pasamos ahora hacer algunas reflexiones sobre la infraestructura y el costo de estudiar en uno de los campus de la Universidad Nacional Autónoma de México, ubicada en el norte de la Ciudad de México, concretamente, en la zona conurbada del Valle de México, municipio de Nezahualcooyotl, Estado de México.

En materia de obra pública, de las contrataciones efectuadas del 1 de enero al 30 de junio del 2012, se puede uno enterar en la citada página web de información pública, de que la construcción de pasos vehiculares, artesa para basura, instalaciones eléctricas y alumbradas en la FES, tuvo un costo de 1 millón, 398 mil pesos;  o bien, que la impermeabilización y los trabajos cimentación, de los edificios A1 al A7, costaron casi 2 millones, es decir, 1 millón 971 mil pesos; u otro dato curioso del que podemos enterarnos o polemizar, resulta que la construcción de la 2ª etapa de acceso y salida de vehículos, que quiero suponer erróneamente es la caseta, las rejas, las luminarias y los torniquetes que se encuentran fuera de la puerta de la FES Aragón que da salida a la colonia Bosques de Aragón, fue de 941 mil pesos.

Otra información relevante que podemos consultar, es el Presupuesto Apartado Programático 2012, en dicho documento se desglosan los indicadores que deben desarrollarse en la FES durante ese año.

Resulta que dicho documento arroja datos curiosos, por ejemplo, egresan el 54.7% de los alumnos en tiempo reglamentario; o que hay un 31.9% de alumnos “regulares”, o que solamente existe un 19.8% de la población estudiantil se encuentra becada.  Datos que pudieran interpretarse, como si en la escuela, 1 de cada 2 alumnos concluye sus estudios puntualmente, o bien, que 7 de cada 10 alumnos tienen materias reprobadas, o lo que es peor, solamente 2 de cada 10, reciben beca. En conclusión, un alto porcentaje de la escuela no termina en tiempo reglamentario, adeuda materias y no reciben apoyos económicos.

Respecto al capital humano que se forma todos los días en dicho campus, tenemos que la población estudiantil de la FES Aragón, es de 17,875 alumnos a nivel licenciatura, 40 en especialización, 210 en maestría y 65 en doctorado.


En el caso particular de los alumnos a nivel licenciatura, ingresaron en el presente ejercicio anual, 4,132 alumnos y se proyecto que egresaran 2,000, de los cuales 580 de ellos, lo harán en forma tradicional mediante examen profesional; se cuenta con una planta docente de 66 profesores de carrera y 1,390 de asignatura; de dicho universo de profesores, el 72% tiene el grado de licenciatura, 21% de maestría y 7% con doctorado; sin embargo, en términos de dedicación a la docencia, solamente el 5% son profesores de carrera y el resto 95%, son profesores de asignatura, es decir, 1 de cada 19 profesores, se dedica exclusivamente a ser profesor, el resto, mantiene otra actividad laboral.  Estamos hablando de una escuela, donde los profesores no cuentan con un proyecto de vida para la docencia, menos aún, para hacer investigación.

La FES tiene 60,541 metros cuadrados construidos, 234 aulas, 26 laboratorios, 15 talleres; su acervo bibliotecario es considerable, se cuenta 52 mil títulos y casi 298 mil libros; hay también 1,940 computadoras y 24 equipos de alto rendimiento. Además en una investigación de campo efectuada, no oficial, se cuenta con 2308 árboles.  Si pudiéramos ejemplificar estas cifras, diríamos que en cada salón de clases, existe un promedio de 76 alumnos, que a cada alumno, puede encontrar en su biblioteca, 3 títulos de diferentes autores sobre algún tema que desee consultar y que existen por lo menos, 16 libros en la biblioteca, respecto a esos mismos títulos que desea consultar.  El avance tecnológico es quizás un dato alarmante, 1 computadora por cada 9 alumnos y respecto a la conciencia ambiental, a 8 alumnos les corresponden, cuidar a un árbol.

Educación de masas, muchos alumnos en un salón de clases, pocas computadoras para muchos alumnos, libros apenas suficientes, profesores sin estabilidad ni proyecto de vida alguno con la FES; además poca vegetación; si a eso le sumamos, un suelo pantanoso, problemas de agua y de inseguridad pública en las inmediaciones de la Facultad, rodeada ésta de “antros”; tenemos entonces a un ¡verdadero milagro¡.

El milagro consiste, en que la FES recibe un presupuesto de 480 millones de pesos. De esa cantidad, 423 millones se destina para estudiantes de licenciatura, importe que a dividirse por cada estudiante de licenciatura, sale la cantidad de apenas $26,861.00. (VEINTISÉIS MIL OCHOCIENTOS SESENTA Y UN PESOS 007100 M.N.).

El semestre por lo tanto sale en $13,430. 00 (TRECE MIL CUATROCIENTOS TREINTA PESOS).

Si dividimos esa cantidad en 16 semanas que tiene un semestre, nos arroja que cada semana-alumno cuesta 839 pesos, los cuales divididos en los cinco días a la semana, sale un total de 168 pesos. Las estimaciones podían arrojarnos, que cada clase impartida por un profesor de la FES, tiene un costo de 34 pesos. Dividido entre 70 alumnos, saldría casi en 48 centavos.

En conclusión: Recibir clases por casi 50 centavos, no creo que exista en otra escuela. Solamente en la FES Aragón.

Aunque siendo honestos y optimistas, pese a todas nuestras deficiencias, estudiar en la UNAM: ¡No tiene precio¡. …